UGT DEFIENDE A LOS TRABAJADORES/AS DE MAQUILLAJE Y PELUQUERÍA